General

Hipotermia en pequeños mamíferos

Hipotermia en pequeños mamíferos

Cuando la piel o la sangre se enfrían lo suficiente como para reducir la temperatura corporal por debajo de lo normal, se produce un estado de hipotermia. En la hipotermia, los procesos metabólicos y fisiológicos se ralentizan, la respiración y la frecuencia cardíaca son lentas, la presión arterial es baja y hay pérdida de conciencia. Si no se trata, los animales afectados pueden morir.

La exposición al clima frío es la causa más común de hipotermia. Además, la capacidad alterada para regular la temperatura corporal también puede provocar hipotermia. Esto se asocia con mayor frecuencia con recién nacidos y animales debilitados mayores.

Ciertas enfermedades pueden aumentar el riesgo de hipotermia. Las respuestas conductuales deterioradas también pueden ser un factor en la incapacidad del cuerpo para mantener una temperatura adecuada.

Los signos de hipotermia varían de leves a severos, dependiendo de la gravedad de la baja temperatura corporal.

De qué mirar

  • Depresión
  • Letargo
  • Debilidad
  • Temblando
  • Rigidez muscular
  • Baja frecuencia cardíaca y respiratoria
  • Estupor
  • Respiración dificultosa
  • Pupilas fijas y dilatadas
  • Coma

    Diagnóstico

    Registrar una temperatura corporal baja con un termómetro confirmará el diagnóstico de hipotermia. En ciertas situaciones, se pueden realizar diagnósticos adicionales para identificar una causa subyacente. Por lo general, estas pruebas se realizan en hurones y conejos, rara vez en las mascotas más pequeñas.

  • Los diagnósticos de referencia para incluir un conteo sanguíneo completo, un perfil bioquímico y un análisis de orina generalmente están dentro de los límites normales.
  • Un electrocardiograma puede mostrar una variedad de arritmias (ritmos cardíacos anormales)

    Tratamiento

    Es importante controlar de cerca la temperatura del paciente durante el período de tratamiento.

  • La hipotermia leve se puede tratar con mantas y aislamiento.
  • La hipotermia moderada debe tratarse con fuentes de calor de recalentamiento externas, como almohadillas térmicas. Siempre deben existir capas protectoras entre la fuente de calor externa y el individuo para evitar quemaduras en la piel.
  • La hipotermia severa a menudo necesita ser tratada agresivamente. Las técnicas de calentamiento central incluyen enemas de agua tibia y lavado estomacal (lavado), terapia de fluidos intravenosos tibios y aire caliente. Es posible que estos tratamientos no sean posibles en mascotas más pequeñas.

    Cuidado y prevención en el hogar

    Los recién nacidos enfermos o hipoglucémicos (bajo nivel de azúcar en la sangre) pueden volverse notablemente hipotérmicos en un entorno normal. Es importante mantener a estas personas calientes y posiblemente incluso controlar su temperatura rectal.

    Si sospecha que su mascota puede estar sufriendo de hipotermia, comuníquese con su veterinario de inmediato. Mientras tanto, use mantas y aislamiento para comenzar el proceso de recalentamiento.

    Prevenir la hipotermia es clave. No deje a su mascota en una temperatura de congelación sin acceso a calor por ningún período de tiempo.