General

Ruptura de la vejiga en pequeños mamíferos

Ruptura de la vejiga en pequeños mamíferos

La ruptura de la vejiga es una afección en la cual la vejiga urinaria se rasga y libera orina en la cavidad abdominal. La vejiga puede romperse debido a un traumatismo, obstrucción urinaria, tumores o enfermedad grave de la vejiga. Esto puede ocurrir en cualquier especie, pero las pruebas y el tratamiento varían según el animal.

Los animales que experimentan ruptura de la vejiga pueden enfermarse rápidamente por sustancias en la orina que se filtran hacia el abdomen y se reabsorben en lugar de excretarse.

De qué mirar

  • Depresión
  • Falta de apetito
  • Vómitos
  • Distensión abdominal
  • Falta de producción de orina.
  • Esforzarse para orinar
  • Sangre en la orina

    Diagnóstico

    Toda mascota enferma se beneficia de un examen físico completo, que incluye la palpación del abdomen. En algunos casos, el examen físico puede diagnosticar el problema o puede ayudar a determinar las pruebas adecuadas. Sin embargo, para algunas mascotas pequeñas, las pruebas adicionales pueden tener un costo prohibitivo. Algunas pruebas recomendadas pueden incluir:

  • Los análisis de sangre, incluido el recuento sanguíneo completo y el perfil químico pueden ayudar a descartar otros problemas y ayudar a diagnosticar la vejiga rota.
  • Con frecuencia se toman radiografías abdominales (rayos X) para ayudar a visualizar el tamaño y la forma de la vejiga urinaria.
  • Se pueden hacer radiografías de contraste para ver si la orina se escapa de la vejiga hacia el abdomen.
  • La abdominocentesis, que es pasar una aguja a través de la pared del abdomen, ayuda a determinar cuál es el líquido libre en el abdomen.

    Tratamiento

    Los tratamientos varían según el tamaño y la especie de la mascota y los costos. El tratamiento para la ruptura de la vejiga es la cirugía abdominal. Si se determina que la cirugía no es una opción, se debe considerar la eutanasia. El tratamiento quirúrgico implica:

  • La cirugía exploratoria abdominal con reparación del defecto de la pared de la vejiga es el curso definitivo del tratamiento.
  • Los animales enfermos recibirán líquidos por vía intravenosa para ayudar a estabilizarlos antes de la cirugía.
  • Los animales que son demasiado inestables para someterse a una cirugía inmediata pueden requerir drenaje abdominal hasta que se pueda realizar la cirugía.

    Cuidado y prevención en el hogar

    Después de la cirugía y el alta hospitalaria, el animal será restringido por actividad excesiva. Se le pueden administrar medicamentos antiinflamatorios o analgésicos durante los primeros días para mantenerlo cómodo. Algunos animales pueden ser enviados a casa con antibióticos orales durante varios días si también hay presencia o sospecha de una infección del tracto urinario.

    Monitoree la incisión de cerca. Observe si hay hinchazón, enrojecimiento o secreción. Vigilar la micción. Esté atento a orina teñida de sangre, esfuerzo o incapacidad para orinar.

    La única causa de ruptura de la vejiga que se puede prevenir es el trauma. Muchos eventos traumáticos son verdaderos accidentes y por lo tanto inevitable. Tenga mucho cuidado al manipular o transportar a su pequeño mamífero para evitar caídas.